Experiencias

Estudiantes

Celina García Moreno
Graduada en Ciencias Políticas
y de la Administración

Promoción 2016

En dos años no solo aprendí mucho de mi misma sino que adquirí habilidades como el orden, paciencia, trabajo en equipo y disciplina, habilidades que me han sido reconocidas por mis empleadores. Pero además del trabajo, el CET es un espacio en el que crecí como persona y en el que me sentía comprendida y apoyada. Siempre conté con asistencia tanto en temas de trabajo como de estudios y personales. En otras palabras, el CET fue mi hogar y en el que viví experiencias únicas y enriquecedoras de las que siempre estaré agradecida.

Liang Chen
Estudiante de Grado en
Administración y Dirección
de Empresas

Promoción 2018

...que puedes disfrutar. Para mí el CET es el lugar perfecto para pasar la carrera universitaria. Aunque estuve sólo un año, me acuerdo todavía de aquellos momento felices. Momentos como ir juntas a Oporto, esforzarnos hasta el último momento para exponer bien el proyecto Talentum Youth... Disfruté muchísimo las clases de cocina de Mer y Olalla, e ir junto con Encarni a conocer Roma y al Papa. La noche de despedida, etc... y muchísimo más.

Natalia Grande
Estudiante de ESO

Promoción 2018

... Te enseñan a hacer las cosas bien, a organizarte, a esforzarte, a hacer las cosas con tu mejor versión. Allí aprendí que si algo sale mal, se puede volver a empezar y recomenzar, siempre con una sonrisa.

Carolina Da Costa Lima
Licenciada en Pedagogía

Promoción 2018

... Allí conocí personas maravillosas que me enseñaron mucho sobre la cultura gallega, la ciudad, sobre la comida y los costumbres españolas. Yo era una peregrina como tantos otros que hay por la ciudad de Santiago. En el CET encontré una familia: personas que me acogieron y me ayudaron con el crecimiento personal y profesional. Personas que hicieron que yo tuviera el sentimiento de pertenencia a algo muy bueno. Que proporcionaron momentos únicos y con mucha risa: paseos deportivos y culturales, viajes y tantas otras cosas. Estoy muy agradecida a todas las chicas del CET por ¡todo que hicieron por mi!.

Cristina Gregores Moreira
Graduada en Matemáticas

Promoción 2016

Como mucha gente, a veces, estudiar no es posible económicamente y se necesita buscar una solución. El CET es un centro de estudio y trabajo que te da la posibilidad de trabajar en diferentes ámbitos y poder así sacar un extra que en mi caso me permitía poder vivir fuera de casa y estudiar. En el Centro lo que más aprendí es a comer bien, y gracias a ello ahora puedo decir que como casi de todo. También aprendí a organizarme, a saber llevar las clases, con los estudios y con el trabajo, y eso a día de hoy lo agradezco por que enfocas el tiempo de tu día a día de otra forma. Por supuesto, aprendí a convivir con otras chicas y sobretodo a apoyarnos unas a otras, aprendí otras culturas (en mi año cuadramos dos gallegas, una venezolana y una del País Vasco), nos ayudábamos en los estudios las unas a las otras, salíamos a tomar algo juntas... En definitiva, nos hicimos una piña y a día de hoy siguen siendo mis amigas. Recomiendo la experiencia CET al 100%, porque los valores que se aprenden no tienen precio. Yo sin duda repetiría.

Maria Elsa Castro
Estudiante de Ciclo Superior
de gestión de ventas y
espacios comerciales

Promoción 2018

Sempre me sentín cómoda e a gusto, cun ambiente familiar, como na casa. Sen dúbida creo que é un lugar recomendable, o lugar perfecto onde conciliar estudio e traballo...
Estar no CET axúdache a formarte a todos os niveis, especialmente a nivel persoal: Os valores que transmitenno CET e o sou persoal, acaban formando parte de ti.

Aurélie Selfslagh
Estudiante de español
Ingeniera electromecánica

Promoción 2018

...Las chicas con quien viví eran muy atentas, serviciales y abiertas. Cuando venía con nuevas ideas, siempre escuchaban las propuestas. Fue una gran alegría conocer cada una de ellas. Con la organización de la casa y los horarios bien definidos, podía hacer muchas cosas en un día sin tener la impresión de correr siempre. Me encantó aprender los pequeños detalles y las técnicas que hacen la vida más sencilla y más agradable, como por ejemplo, poner bien la mesa para que las comidas sean verdaderos momentos de convivencia. Guardo la imagen de una casa familiar llena de alegría y risas y ¡me gustaría mucho volver para allá!

Responsables del proyecto

Vanessa Ayude
Diplomada en Trabajo Social
Responsable de procesos en cocina
en el Proyeto CET.
Antigua residente CET

Me encontré con un ambiente de familia, como en mi casa, y un marco en el que adquieres y desarrollas una gran cantidad de destrezas, tanto profesionales como sociales. Aprendí que se puede compatibilizar todo si tienes una buena organización. Ha sido una gran elección en mi vida, que también ha repercutido en mi familia. Actualmente trabajo en el Proyecto CET, y disfruto viendo como las universitarias viven la misma experiencia que tuve yo hace unos años. Es emocionante ver como las estudiantes que pasan van aprendiendo, cambiando y mejorando. Es una sensación que me motiva y ayuda a crecer, y también es un gran reto profesional, ya que estoy colaborando al crecimiento profesional y humano de las universitarias.

Olalla Pita
Diplomada en Trabajo Social
Asesora en educación familiar DAIP
en organizaciones juveniles.
Responsable de lavandería en el Proyecto CET.

Yo vine al CET cuando estaba estudiando la carrera, la terminé y luego me incorporé a trabajar aquí. Y parece mentira, porque sin haber salido de esta ciudad, he podido conocer a gente no solamente de toda Galicia, sino de toda España, e incluso de otras partes del mundo. Y eso me ha transformado, me ha supuesto un enriquecimiento personal muy grande, que nunca hubiera imaginado, y que nunca hubiera planeado... Y si lo hubiera planeado, no me hubiera salido tan bien, ¡seguro! Entonces el CET para mi ha sido una apertura de mente, de culturas, un enriquecimiento personal y desarrollo, de ver otras formas de plantearse la vida. Es decir, ha supuesto un ensachamiento del corazón.